¿Qué se siente al ser un hada sin alas en un mundo al que no perteneces?

Maléfica

jueves, 18 de agosto de 2016

Sueño

Federico García Lorca en 1914
Federico García Lorca en 1914

Mi corazón reposa junto a la fuente fría.
(Llénala con tus hilos,
araña del olvido).
El agua de la fuente su canción le decía.
(Llénala con tus hilos,
araña del olvido).
Mi corazón despierto sus amores decía.
(Araña del silencio,
téjele tu misterio).
El agua de la fuente lo escuchaba sombría.
(Araña del silencio,
téjele tu misterio).
Mi corazón se vuelca sobre la fuente fría.
(Manos blancas, lejanas,
detened a las aguas).
Y el agua se lo lleva cantando de alegría.
(¡Manos blancas, lejanas,
nada queda en las aguas!).

Federico García Lorca

No hay comentarios:

Publicar un comentario