martes, 27 de enero de 2015

Unas líneas sobre... "La insoportable levedad del ser", de Milan Kundera

   Milan Kundera, "La insoportable levedad del ser"
       <<La verdadera bondad del hombre solo puede manifestarse con absoluta limpieza y libertad en relación con quien no representa fuerza alguna. La verdadera prueba de la moralidad de la humanidad, la más honda (situada a tal profundidad que escapa a nuestra percepción), radica en su relación con aquellos que están a su merced: los animales>>.
                                           Milan Kundera, La insoportable levedad del ser

     Teresa huye de la madre que lleva prendida de su propio rostro. Su rostro es el de su madre. Teresa huye y arrastra consigo a Tomás.

     Tomás es uno de los mejores cirujanos de Praga.

    Tomás ama a Teresa y ese amor lo hace plantarse frente a una ventana. Y pensar. Pensar en por qué tiene que amarla.

     La insoportable levedad del ser es una novela mágica, y su magia semeja a la del mago que, como colofón a su espectáculo, saca de la chistera un hermoso conejito blanco.

     Volvería mil veces a leerla. La insoportable levedad del ser se parece a la miel. Dulce y lenta en su caída desde la cuchara que se adentró en el tarro que la contenía. Dulce y lenta

     Léela si aún no lo has hecho. Léela y cuéntame luego si es que, como a mí, no quiso quedársete pegada a las pestañas

No hay comentarios:

Publicar un comentario