¿Qué se siente al ser un hada sin alas en un mundo al que no perteneces?

Maléfica

martes, 2 de diciembre de 2014

Hachikō...


Yo ya conocía a Hachikō. Ya conocía su triste, su hermosa historia de espera, de lealtad, de amor, del amor más puro… Pero una cosa es leerla o que alguien te la cuente y, otra muy distinta, verla. Verla

        Que él esté ahí, al otro lado de esa pantalla de televisión que estorba porque tú quisieras abrazarlo, quisieras besarlo, quisieras darle tu calor y tu compañía.


            Y no puedes.


            No puedes.


            Porque hay una pantalla de televisión entre los dos.


            Porque él no existe ya.


            Porque él ya se murió. Hachikō ya se murió

No hay comentarios:

Publicar un comentario