martes, 25 de noviembre de 2014

El retrato de la Place du Tertre

Place du Tertre, Montmartre, París
Place du Tertre, Montmartre, París
     En la Place du Tertre una pintora me retrató: tomó una de las láminas con las que trabajaba y, sentándose en una sillita frente a mí, comenzó a arrancar de aquel papel mi rostro. Mi rostro surgiendo sin prisa sobre un papel de París. A las órdenes de unos dedos desconocidos que, en tanto dibujaban, parecían retener reguerillos de mi propia alma… Y ella, resuelta a no marcharse nunca de la ciudad, se dejaba hacer, complaciente.

     Quedó hecha prisionera.

    De este modo, así fue como sucedió. Ella dispuesta. Los dedos de la pintora decididos. Los lápices y el papel supieron hacer demasiado bien su trabajo.

     Regresé sin ella. Se me perdió en aquella plaza, entre aquellas calles.

     Regresé sin ella, o tal vez lo hice con ella en brazos: transformada para siempre en un bello lienzo enrollado

No hay comentarios:

Publicar un comentario