lunes, 18 de junio de 2018

Laberinto


En mí te pierdo, aparición nocturna,
En este bosque de engaños, en esta ausencia,
En la neblina gris de la distancia,
En el largo pasillo de puertas falsas.
De todo se hace nada, y esa nada
De un cuerpo vivo enseguida se puebla,
Como islas del sueño que entre la bruma
Flotan, en la memoria que regresa.
En mí te pierdo, digo, cuando la noche
Sobre la boca viene a colocar el sello
Del enigma que, dicho, resucita
Y se envuelve en los humos del secreto.
En vueltas y revueltas que me ensombrecen,
En el ciego palpar con los ojos abiertos,
¿Cuál es del laberinto la gran puerta,
Dónde el haz de sol, los pasos justos?
En mí te pierdo, insisto, en mí te huyo,
En mí el cristal se funde, se hace pedazos,
Mas cuando el cuerpo cansado se quiebra
En ti me venzo y salvo, en ti me encuentro.
José Saramago

lunes, 11 de junio de 2018

L’obélisque... Ch. Soulier & J. Daumont

Una publicación compartida de Lola García de Luna (@lolagarciadeluna) el

jueves, 7 de junio de 2018

Pintor de sombras (X)

David con la cabeza de Goliat (sin ser Goliat otro que él mismo: es su autorretrato)
Caravaggio, "David con la cabeza de Goliat"
David con la cabeza de Goliat, 1605 - 1606 (o 1610)

Óleo sobre lienzo, 125 x 100 cm.


Roma, Galleria Borghese

Virgen de Loreto o Virgen de los peregrinos,

Caravaggio, "Virgen de Loreto" o "Virgen de los peregrinos"
Virgen de Loreto o Virgen de los peregrinos, 1604 - 1605

Óleo sobre lienzo, 260 x 150 cm.


Roma, iglesia de Sant' Agostino, capilla Cavallati

fueron pintados entre denuncias por heridas de navaja. Por difamaciones. Y hasta por un intento de asesinato: por celos, por sabe Dios qué, pero Caravaggio pone en 1604 rumbo a Génova, al amparo del príncipe Marzio Colonna.

Solo regresará a Roma cuando la última denuncia sea retirada por el hombre que la interpuso: el notario Pasqualone, celoso cliente de la muchacha que le había servido como modelo para su Virgen de Loreto.

Y de nuevo lo hará para meterse en líos de los que tendrán que sacarlo sus muchos protectores, mientras él pinta:

San Francisco meditando con una calavera

Caravaggio, "San Francisco meditando con una calavera"
San Francisco meditando con una calavera, 1605 - 1606

Óleo sobre lienzo, 130 x 90 cm.


Cremona, Museo Civico

San Jerónimo escribiendo

Caravaggio, "San Jerónimo escribiendo"
San Jerónimo escribiendo, 1606

Óleo sobre lienzo, 112 x 157 cm.


Roma, Galleria Borghese

Cristo en el huerto de los olivos

Caravaggio, "Cristo en el huerto de los olivos"
Cristo en el huerto de los olivos, 1605

Óleo sobre lienzo, 154 x 222 cm.


Destruido el año 1945 en Berlín

San Juan Bautista

Caravaggio, "San Juan Bautista"
San Juan Bautista, 1609 - 1610

Óleo sobre lienzo, 159 x 124 cm.


Roma, Galleria Borghese

Cena de Emaús

Caravaggio, "Cena de Emaús"
Cena de Emaús, 1606

Óleo sobre lienzo, 141 x 175 cm.


Milán, Pinacoteca di Brera

Virgen de los Palafreneros o Virgen de la serpiente: el encargo que realizó para la capilla de la Confraternidad de los Palafreneros de la Iglesia de San Pedro del Vaticano. Y el que le cerró sus puertas.

Caravaggio, "Virgen de los Palafreneros" o "Virgen de la serpiente"
Virgen de los Palafreneros o Virgen de la serpiente, 1605 - 1606

Óleo sobre lienzo, 292 x 211 cm.


Roma, Galleria Borghese

Después asesinó a un hombre. Fue preso y fugado de la prisión de Tor di Nona.

Para matar a otro.
        
Proscrito y sentenciado a muerte se esconde de Roma. Solo tiene 35 años.