¿Qué se siente al ser un hada sin alas en un mundo al que no perteneces?

Maléfica

viernes, 20 de octubre de 2017

Culminación del dolor


Oigo incluso como ríen
las montañas
arriba y abajo de sus azules laderas
y abajo en el agua
los peces lloran
y toda el agua
son sus lágrimas.
Oigo el agua
las noches que consumo bebiendo
y la tristeza se hace tan grande
que la oigo en mi reloj
se vuelve perillas en la cómoda,
se vuelve papel sobre el suelo,
se vuelve calzador,
ticket de la lavandería,
se vuelve humo de cigarrillo
escalando un templo de oscuras enredaderas…
Poco importa
poco amor
o poca vida
no es tan malo.
Lo que cuenta
es observar las paredes
yo nací para eso.
Nací para robar rosas de las avenidas de la muerte.
Charles Bukowski

miércoles, 18 de octubre de 2017

Être écrivain...



                                     Joël Dicker, La Vérité sur l'Affaire Harry Quebert

viernes, 15 de septiembre de 2017

Ágatha...


<<(…) Egipto vive bajo la obsesión de la muerte –afirmó Hori con repentina amargura-. ¿Y sabes por qué, Renisenb? Porque tenemos ojos en el cuerpo, pero no en el alma. No somos capaces de concebir otra vida que esta, una vida después de morir. Solo vemos una continuación de lo que ya conocemos. No creemos realmente en un dios>>.

Ágatha Christie, La venganza de Nofret

jueves, 14 de septiembre de 2017

Hagamos un trato


Compañera,
usted sabe
que puede contar conmigo,
no hasta dos o hasta diez
sino contar conmigo.
Si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos,
y una veta de amor
reconoce en los míos,
no alerte sus fusiles
ni piense que deliro;
a pesar de la veta,
o tal vez porque existe,
usted puede contar
conmigo.
Si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo,
no piense que es flojera
igual puede contar conmigo.
Pero hagamos un trato:
yo quisiera contar con usted,
es tan lindo
saber que usted existe,
uno se siente vivo;
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos,
aunque sea hasta cinco.
No ya para que acuda
presurosa en mi auxilio,
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

Mario Benedetti