¿Qué se siente al ser un hada sin alas en un mundo al que no perteneces?

Maléfica

sábado, 16 de septiembre de 2017

viernes, 15 de septiembre de 2017

Ágatha...


<<(…) Egipto vive bajo la obsesión de la muerte –afirmó Hori con repentina amargura-. ¿Y sabes por qué, Renisenb? Porque tenemos ojos en el cuerpo, pero no en el alma. No somos capaces de concebir otra vida que esta, una vida después de morir. Solo vemos una continuación de lo que ya conocemos. No creemos realmente en un dios>>.

Ágatha Christie, La venganza de Nofret

jueves, 14 de septiembre de 2017

Hagamos un trato


Compañera,
usted sabe
que puede contar conmigo,
no hasta dos o hasta diez
sino contar conmigo.
Si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos,
y una veta de amor
reconoce en los míos,
no alerte sus fusiles
ni piense que deliro;
a pesar de la veta,
o tal vez porque existe,
usted puede contar
conmigo.
Si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo,
no piense que es flojera
igual puede contar conmigo.
Pero hagamos un trato:
yo quisiera contar con usted,
es tan lindo
saber que usted existe,
uno se siente vivo;
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos,
aunque sea hasta cinco.
No ya para que acuda
presurosa en mi auxilio,
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

Mario Benedetti

lunes, 11 de septiembre de 2017

Piedra negra sobre una piedra blanca

Henri Royer, "Vue sur Montmartre"
Henri Royer, Vue sur Montmartre

Me moriré en París con aguacero,
un día del cual tengo ya el recuerdo.
Me moriré en París -y no me corro-
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño.
Jueves será, porque hoy, jueves, que proso
estos versos, los húmeros me he puesto
a la mala y, jamás como hoy, me he vuelto,
con todo mi camino, a verme solo.
César Vallejo ha muerto, le pegaban
todos sin que él les haga nada;
le daban duro con un palo y duro
también con una soga; son testigos
los días jueves y los huesos húmeros,
la soledad, la lluvia, los caminos…

César Vallejo

sábado, 9 de septiembre de 2017

<<(…) y entonces, no pudiendo ya contenerse...

Nikolai Ge, "Retrato de León Tolstoi"
Nikolai Ge, Retrato de León Tolstoi

<<(…) y entonces, no pudiendo ya contenerse, lloró como un niño. Lloraba a causa de su impotencia, de su terrible soledad, de la crueldad de las personas, de la crueldad de Dios, de la ausencia de Dios>>.

León Tolstoi, La muerte de Ivan Ilich

martes, 5 de septiembre de 2017

domingo, 20 de agosto de 2017

¿Así que quieres ser escritor?

Si no te sale ardiendo de dentro,
a pesar de todo,
no lo hagas.
A no ser que salga espontáneamente de tu corazón
y de tu mente y de tu boca
y de tus tripas,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte durante horas
con la mirada fija en la pantalla del computador
o clavado en tu máquina de escribir
buscando las palabras,
no lo hagas.
Si lo haces por dinero o fama,
no lo hagas.
Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte
y reescribirlo una y otra vez,
no lo hagas.
Si te cansa solo pensar en hacerlo,
no lo hagas.
Si estás intentando escribir
como cualquier otro, olvídalo.
Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,
espera pacientemente.
Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.
Si primero tienes que leerlo a tu esposa
o a tu novia o a tu novio
o a tus padres o a cualquiera,
no estás preparado.
No seas como tantos escritores,
no seas como tantos miles de
personas que se llaman a sí mismos escritores,
no seas soso y aburrido y pretencioso,
no te consumas en tu amor propio.
Las bibliotecas del mundo
bostezan hasta dormirse
con esa gente.
No seas uno de ellos.
No lo hagas.
A no ser que salga de tu alma
como un cohete,
a no ser que quedarte quieto
pudiera llevarte a la locura,
al suicidio o al asesinato,
no lo hagas.
A no ser que el sol dentro de ti
esté quemando tus tripas, no lo hagas.
Cuando sea verdaderamente el momento,
y si has sido elegido,
sucederá por sí solo y
seguirá sucediendo hasta que mueras
o hasta que muera en ti.
No hay otro camino.
Y nunca lo hubo.

Charles Bukowski
Firma de Charles Bukowski
Firma de Charles Bukowski